miércoles, abril 25, 2007

México récord: las dos cárceles más pobladas de Latinoamérica


Las cárceles mexicanas del Norte y Oriente, asentadas en la capital del país, son las más pobladas de América latina con 10 mil detenidos alojados en cada una de ellas.


El dato lo proporcionó hace unas horas la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal de México (CDHDF) y el número de presos concentrados en cada uno de estos establecimientos no sólo asombra, sino también resulta deplorable e inmanejable penitenciariamente hablando.


Sumadas las plazas de ambas cárceles, los 20 mil presos que retienen plantean una insostenible sobrepoblación penal del 200%, según el informe de la CDHDF que reprodujo la cadena Univisión de noticias.


"La ciudad de México tiene los dos centros de reclusión más poblados de América latina: el reclusorio Norte y el Oriente, los cuales tienen, cada uno, más de 10.000 internos" denunció la CDHDF, la que además precisó en un comunicado que “en los otros ocho centros de reclusión de la capital de México la sobrepoblación llega al 165%”.


Aún si estas cifras resultaran un tanto “infladas”, por utilizar una visión escéptica en el tratamiento del informe, la magnitud de los números que se denuncian alcanzan por sí solos para desnudar una realidad carcelaria mexicana donde el hacinamiento y la promiscuidad gobiernan el sistema de prisiones del país y obligan a un manejo militarizado de los establecimientos, con un estrechísimo espacio para el ejercicio de la profesión penitenciaria.


Sólo en la capital de México hay 33.000 personas encarceladas dice el informe, de los cuales según las cifras denunciadas, casi las dos terceras partes deben convivir en las cárceles de Norte y Oriente.


"En los últimos seis años pasaron por el sistema de reclusorios de la ciudad de México casi 200.000 personas, fenómeno inédito en la historia penitenciaria del país porque quiere decir que los penales capitalinos tuvieron una interlocución con el equivalente al 10% de los habitantes" de la metrópolis, alertó la comisión.


En el mundo, de acuerdo con la CDHDF, hay 8 millones de individuos que se encuentran legalmente privados de su libertad y México ocupa el sexto lugar de población recluida con 212.000 personas. Sólo Estados Unidos, China, Rusia, Brasil e India lo superan.


Para dar una idea del significado que alcanza la concentración de diez mil presos en dos recintos carcelarios, puede señalarse que en la Argentina la cárcel de Villa Devoto, Unidad 2 del Servicio Penitenciario Federal, hoy denominada -con un pomposo alarde de arquitectura tumbera- Complejo Penitenciario Federal de la Capital Federal, llegó a alojar en los ´80 a casi 2.400 detenidos, lo que luego se repitió por períodos y de acuerdo a las necesidades hasta la inauguración de los Complejos Penitenciarios Federales I y II de Ezeiza y Marcos Paz, en 1999. Hoy la misma unidad penitenciaria aloja más de 1.800 detenidos con un total de 1.760 plazas disponibles ideales.


Con estos niveles de alojamiento Devoto -y su pariente de la provincia de Buenos Aires, la unidad 1 de Olmos que sobrepasó en algún momento los 4 mil detenidos- las convivencia en estas cárceles estuvo más atada a la suerte que a las posibilidades penitenciarias de mantener el orden.


Es lo que con este alarmante récord seguramente se está viviendo en Norte y Oriente de México.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home