viernes, febrero 16, 2007

Bachelet y por qué de nuevas cárceles: "Por un país más seguro, para ser más libres"

La presidente de Chile, Michelle Bachelet, aprovechó la firma de los decretos de construcción de 16 mil plazas carcelarias para reafirmar que desde el gobierno “luchamos por un país más seguro, porque así somos más libres, donde se respetan los derechos de todos", en un enfático mensaje de prioridad política de la seguridad “como una de las principales preocupaciones de la ciudadanía” ponderó.

"La gran diferencia en una sociedad democrática como la nuestra es que no queremos que las cárceles sean una escuela del delito, producto de su hacinamiento y de su inseguridad", puntualizó la presidente al firmar el decreto “supremo”, bajo el que se construirá Complejo Penitenciario Santiago I incluido en el programa de Concesiones de Infraestructura Penitenciaria gestionado por el Ministerio de Justicia.

De esa manera la máxima autoridad chilena insistió en la decisión oficial de proponer mayor seguridad a la ciudadanía y desplazar la tolerancia contra quienes violan la ley, como se da en países vecinos donde por designio político se descuida a las mayorías para proteger a grupos que la agreden avanzando sobre sus derechos por las buenas o por las malas.

Bachelet procuró dejar bien en claro esta diferencia en uno de los tramos centrales de su discurso donde sostuvo que este programa apunta a "una política donde la justicia está orientada y pensada en los ciudadanos, donde luchamos por un país más seguro, porque así las personas somos más libres, donde se nos respetan los derechos de todos".

Dentro del plan de seguridad que lanzaba en el segmento carcelario, la presidente de Chile no endulzó sus palabras para referirse a quienes optan por la delincuencia y les advirtió que el gobierno gastará en la construcción de nuevas prisiones para "contar con un mejor lugar, más seguro y adecuado para una reclusión efectiva de los infractores de la ley; para esto hay mejores medidas de seguridad, mayor infraestructura y uso de tecnología", manifestó.

Insistió con la misma línea de pensamiento que "es sin duda para nosotros absolutamente claro que la seguridad ciudadana es una de las principales preocupaciones de la ciudadanía y también uno de los objetivos centrales de la acción de mi gobierno".

En la oportunidad, señaló que la activación del recinto carcelario que inauguraba se enmarca en “una política en marcha, a la que han contribuido instituciones públicas como privadas y de la que también forman parte la reforma procesal penal, el Plan Cuadrante de Carabineros –cuerpo carcelario-, la Estrategia de Seguridad Pública y el Programa de Concesiones de Cárceles.

La presidente explicó que la obra es de moderna infraestructura que emana de una renovada concepción de gestión estatal, la que ejemplificó con el programa de concesiones de cárceles.

Al respecto detalló que la iniciativa en su totalidad contempla 10 grandes recintos penales en todo el país. Con el programa se “hará que el sistema cuente con 16 mil nuevas plazas y más de 360 mil metros cuadrados adicionales de infraestructura, lo que equivale al doble de lo que se ha construido en la historia del sistema penitenciario chileno” destacó.

Del mismo modo, indicó que "este nuevo penal en Santiago va a permitir, en esta primera etapa, aliviar sustantivamente –la sobrepoblación penal- y luego, cuando tengamos Santiago II, terminar con el grave problema de hacinamiento de la Penitenciaría de Santiago" finalizó.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home