sábado, mayo 20, 2006

Viaje a "Supermax", la cárcel para reclusos de alta peligrosidad en EEUU


El francés Zacarías Mussaoui, condenado a prisión perpetua por complicidad en los ataques del 11 de septiembre de 2001 a las Torres Gemelas en EEUU, fue trasladado el sábado último a "Supermax", una prisión federal de máxima seguridad en el Estado de Colorado, y los detalles de cómo será su alojamiento de por vida muestran la rigidez del régimen penitenciario norteamericano para los sentenciados calificados de alta peligrosidad.

Mussaoui pasará el resto de su vida en la cárcel de máxima seguridad Administrative Maximum en Florence, Colorado, apodada “Supermax” por sus características de “super-máxima-seguridad” según los parámetros estadounidenses de vigilancia y custodia de presos.

El condenado llegó antes del amanecer del sábado a la prisión en un secreto operativo de traslado. Los reclusos de la “Supermax” residen en celdas individuales de dos por tres y medio metros, equipadas con camastro de cemento, una silla, mesa, inodoro y ducha. Los reclusos sólo están autorizados a una hora de ejercicio físico fuera de su celda por día y durante ese tiempo deben estar encadenados y aislados.

La prisión-fortaleza queda en un desierto a 145 kilómetros de Denver y aloja actualmente a unos cuatrocientos criminales considerados como más peligrosos en Estados Unidos. La sórdida nómina incluye al británico Richard Reid, que intentó explotar un avión con explosivos escondidos en sus zapatos, a Terry Nichols, conspirador del atentado de Oklahoma, y a Abdel-Rahman y Ramzi Ahmed Yousef, que planearon un atentado contra el World Trade Center en 1993.

Mussaoui "comenzó a cumplir su sentencia de cadena perpetua sin posibilidad de liberación", informó escuetamente un comunicado del servicio correccional estatal. Fue todo lo que se dijo oficialmente en relación al que será el último viaje del condenado de 37 años.El reo fue sacado de un centro de detención en Alexandria (Virginia) a última hora del viernes y llevado a Colorado en un pequeño avión para trasporte de detenidos conocido como "Con Air".

Mussaoui se declaró culpable el 22 de abril de 2004 de complicidad con los autores de los atentados de 2001 a las Torres Gemelas de Nueva York. La cadena perpetua, sin posibilidad de libertad condicional, era la pena mínima obligatoria para el delito por el cual se lo condenó. Sólo el juicio destinado a fijar la condena duró tres meses, tras los cuales el jurado rechazó el 3 de mayo la pena de muerte. Al día siguiente, Mussaoui fue formalmente condenado a reclusión de por vida.

La información sobre el reservado camino que debió recorrer Mussaoui para llegar a la prisión en la que pasará el resto de su vida, fue proporcionada por la agencia internacional de noticias AFP, datada en la capital estadounidense, Washington.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home