lunes, agosto 10, 2009

Un muerto cada tres días en cárceles bonaerenses, según Comité provincial

Cada tres días murió un detenido en las cárceles de la provincia de Buenos Aires, en 2008, lo que marcó un aumento del 10% respecto de 2007. El 31% de las muertes ocurrió en peleas, asesinatos, heridas de arma blanca, electrocución y suicidio por ahorcamiento.

Cada día, en los penales bonaerenses se registrarían 19 hechos violentos. El año pasado se comprobó ante la Justicia el uso de la picana eléctrica para torturar a un interno. También aumentó el número de mujeres detenidas y acusadas por tenencia simple de drogas.

De acuerdo con los informes remitidos por el Poder Judicial, el año pasado hubo 7.027 hechos violentos, a razón de 585 por mes.

Los datos surgen del informe anual del Comité contra la Tortura de la Comisión por la Memoria de la provincia de Buenos Aires, que fue presentado el 6 de agosto último en el Colegio de Abogados de La Plata.

La estadística, con cifras elaboradas por el Comité contra la Tortura no precisamente un defensor de la cárcel como institución, no fue sin embargo refutada oficialmente hasta ahora.

Durante 2008 murieron 112 personas en el sistema penitenciario provincial, lo que implica un crecimiento del 10% con relación a 2007, cuando perdieron la vida 101 presos.

“La tortura sigue siendo práctica generalizada en las cárceles provinciales. El submarino seco, los palazos, las golpizas, la picana eléctrica, los traslados constantes, las duchas o manguerazos de agua helada, el aislamiento como castigo, constituyen un muestrario de prácticas vigentes en cárceles provinciales”, afirma el informe.

La población femenina en unidades carcelarias también creció: mientras que en 2007 representaban un número menor al 3%, para 2008 representaron el 4,1% del total de detenidos. Un porcentaje bajo en relación con la población penal total, que en los distintos sistemas penitenciarios nacionales y extranjeros habitualmente alcanza al 10%.

El 25% de las mujeres entrevistadas ha sufrido agresiones de personal penitenciario. Un 85% de las mujeres están con prisión preventiva, asegura el informe del Comité contra la Tortura de la provincia de Buenos Aires.

También criticó la presentación la gestión del ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli: “Representó un retroceso. Los resultados de esa política fueron el uso cada vez más extendido de prácticas arbitrarias como las torturas, suicidios sospechosos en comisarías y un nuevo caso de desaparición forzada de persona: el joven Luciano Arruga, de 17 años, que fue visto por última vez en una comisaría de Lomas del Mirador”.

Foto: la cárcel de Olmos, Unidad 1 del Servicio Penitenciario bonaerense, la más conflictiva de las cárceles del distrito.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home