sábado, octubre 07, 2006

California muda 20 mil presos a otros estados por hacinamiento


Para atenuar la aguda sobrepoblación carcelaria de California en treinta días comenzarían a enviarse a las penitenciarías de otros distritos de los Estados Unidos entre dos mil y cinco mil presos conformes en participar de esa emigración “tumbera”.

La oleada de traslados de reclusos se posibilitará una vez que se firmen los contratos correspondientes con las prisiones de otras jurisdicciones que recibirán esta particular “inmigración”, durante un período de entre tres y cinco años según se ha previsto.

En ese ínterin el gobernador, Arnold Schwarzenegger, insistirá ante la Legislatura para que apruebe el presupuesto necesario para construir nuevas prisiones. La Legislatura podrá comenzar a tratar este pedido en diciembre cuando reinicie sus sesiones.

La drástica medida de traslado fue justificada por el gobernador al sostener que el hacinamiento es una amenaza para la salud y la seguridad de 29 de las 33 prisiones californianas. "Nuestras prisiones están más allá de su máxima capacidad y tenemos que actuar inmediata y agresivamente para resolver este asunto", afirmó Schwarzenegger.

La gravedad de los índices de sobrepoblación penal no sólo afectan a las prisiones del estado sino también a las penitenciarías municipales, ya que más de 200 mil procesados -sí, 200 mil nada menos- pudieron eludir la cárcel o recuperaron la libertad anticipadamente debido a la falta de plazas en el sistema californiano.

La preocupación de Schwarzenegger no sólo adquiere aristas políticas: el último año se registraron 1.676 acciones violentas por parte de los detenidos contra el personal de las 29 prisiones más hacinadas. Otros 2.640 actos tuvieron como objetivo a otros presos y cada semana se registra un suicidio, señalan las estadísticas del sistema.

El Departamento de Correccionales de California estima que para enero de 2007 ya no habrá capacidad de alojamiento en las cárceles del distrito, aunque las carencias son tan serias que el sistema ya se vio obligado a alojar más de 15 mil presos en sectores distintos a los predios penales de los establecimientos de detención como salas, depósitos y gimnasios donde a veces las cuchetas superpuestas son hasta tres.

Luego del fracaso de la Legislatura por votar los medios al Departamento de Correccionales para atenuar las condiciones de hacinamiento con nuevas construcciones, Schwarzenegger difundió una declaración de emergencia carcelaria que permitirá contratar inmediatamente instalaciones fuera del estado para albergar temporalmente a los prisioneros.

Durante el mes anterior las autoridades penitenciarias realizaron un sondeo entre los presos el que arrojó que más de 19 mil estaban interesados en trasladarse voluntariamente a prisiones fuera del estado, aunque esto no será suficiente.

Una vez agotado el listado de reclusos que aceptan la reubicación voluntariamente. se procederá a trasladar encarcelados que no hayan dado su conformidad al movimiento precisó Oscar Hidalgo, vocero del Departamento de Correccionales.

Los primeros en viajar forzadamente serán quienes afrontan causas de deportaciones y han cometido delitos graves; seguidamente quienes no tienen nexos familiares en California y quienes tienen familia en otros estados; por último a “quienes el gobierno considere apropiados” puntualizó Hidalgo.

Sorprendentemente el funcionario aseguró que los costos por reubicar a los presos en otros estados se verán reducidos en un 15% en relación a los gastos que eroga California con la misma finalidad.

En estos días funcionarios de este distrito inspeccionan instalaciones en Oklahoma, Louisiana, Arizona, Nuevo México, Oregon, Michigan, Indiana y Tennessee para evaluar si cumplen los requisitos de seguridad de práctica en California.

California aloja hoy a más de 170 mil presos entre las cárceles municipales y las 33 del estado.

El senador demócrata por Linden, Mike Machado, quien estudia la problemática del hacinamiento carcelario estuvo de acuerdo con la decisión del gobernador ya que "es la única solución para evitar que el estado se quede sin camas", coincidió ante Araceli Martínez Ortega corresponsal del diario “La Opinión” de California el 5 de octubre último.

Añadió, no obstante, que si además del traslado voluntario de los reos se requiere hacerlo con involuntarios, la cuestión demandará “una mayor discusión”.

Lo más importante, enfatizó, es que junto al plan del gobernador para construir más prisiones se discutan proyectos para reformar el proceso de sentencias, libertad condicional y reincidencia que están estrechamente ligados a la sobrepoblación de más de un 70% que padecen las prisiones estatales.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home