sábado, septiembre 02, 2006

El SERPENBA duro en réplica al Comité contra la Tortura


El titular del Servicio Penitenciario bonaerense (SERPENBA), Fernando Díaz, salió drásticamente al cruce de denuncias del Comité contra la Tortura que responsabilizó a esa institución por las muertes de tres internos y fustigó las condiciones de detención en las unidades penales de la provincia.

Díaz respondió sin entrelíneas a los cuestionamientos del organismo que investiga violaciones a los derechos humanos al sostener que “mienten en cuanto a las muertes -de tres internos-, mienten en cuanto a las condiciones de detención e ignoran todos los cambios que se están llevando adelante en pos de tener un servicio penitenciario que cumpla con su función de resocialización y reinserción social de la persona privadas de libertad”, puntualizó el jefe penitenciario con vehemencia.

Abundó el funcionario al asegurar que “se trata de una información absolutamente falsa”, la proporcionada por el Comité que considera sospechosa las muertes de los presos “porque dos de los casos que presentan como homicidio se trataron de muertes por causas médicas” dijo Díaz.

Detalló seguidamente que “el primero falleció en el hospital de Junín, el 22 de junio, a causa de una toxoplasmosis cerebral derivada de un severo cuadro de HIV, en tanto que el segundo falleció en el hospital de Azul, el 21 de agosto, por un paro cardíaco no traumático con causa mediata en un accidente cerebro vascular. Efectuada la autopsia de rigor, surgió que tenía un aneurisma congénito. En ambos casos los internos fueron derivados a hospitales públicos para su atención, sin que mediara hecho de violencia que los involucrara. En cuanto al tercer fallecido, Díaz sostuvo que “es por lo menos irresponsable sostener una conjetura de sospecha y si vemos los otros dos casos no caben dudas de que se trata de una irresponsabilidad mayúscula”.

Las denuncias que molestaron al responsable del área carcelaria bonaerense surgieron del Comité contra la Tortura integrado por diez especialistas designados por la Convención contra la Tortura, Penas Crueles y Tratos Degradantes de la Organización de Naciones Unidas (ONU), creada en diciembre de 1984. El comité está adscripto a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los derechos Humanos.

El escenario actual según Díaz
Para ampliar su argumentación el jefe del SERPENBA detalló que “este año murieron por causas traumáticas -violentas- veintinueve internos, en tanto que el año pasado, al 31 de agosto se contabilizaban cincuenta y cinco muertes traumáticas, pese a lo cual reconocemos que todavía queda mucho por hacer”.

Díaz reconoció que “está claro que en todas las cárceles, no sólo las bonaerenses, existen altos niveles de violencia, pero en la provincia estamos haciendo un enorme esfuerzo para reducir esos índices”.

De acuerdo a lo dicho por el funcionario “también han disminuido las muertes no traumáticas; hasta el 31 de agosto del año pasado fallecieron 62 internos, en tanto en el mismo período de este año, las muertes llegan a 34. Estos números también hablan con contundencia sobre las mejoras en las condiciones de detención” sostuvo Díaz.

En relación a las duras condiciones de detención que impone la crítica falta de infraestructura penitenciaria en la provincia de Buenos Aires denunciadas por el Comité contra la Tortura, Díaz sostuvo que “la construcción de nuevas plazas han mejorado y mucho las condiciones de detención y esto también es notorio para todos aquellos que siguen de cerca la problemática carcelaria”.

Precisó que "desde el segundo semestre del 2005 están funcionando 1920 plazas nuevas y están construidas, aunque no habilitadas, 1752 más. En el caso particular de Olmos -la cárcel que es emblema de la promiscuidad en la provincia de Buenos Aires-, se está refaccionando la unidad en forma íntegra, de manera escalonada. Está clausurado un sector de la parte vieja, que entra en reforma, pero, para eso, la cantidad de alojados en ese establecimiento bajó de 3800 a 1738, con lo que claramente hay mejores condiciones hoy que hace dos años” explicó el jefe penitenciario.

Finalmente Díaz volvió a cuestionar al Comité contra la Tortura al afirmar que el programa “La Educación como Herramienta de Cambio", al que los internos están respondiendo muy bien accediendo a las aulas carcelarias, ha contribuido también a bajar estos índices de violencia, pero esas cosas no son vistas por el Comité, que sigue sosteniendo que en el Servicio la educación funciona como un premio para algunos; sin embargo, hoy más del 40% está estudiando, lo que habla de que no se trata de una política de premios y castigos” finalizó el titular del SERPENBA.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home