sábado, agosto 26, 2006

Puerto Rico: la "ñeta" en acción

El 5 de agosto último “Prisiones y Penas” informó sobre las características, insólitas para las costumbres carcelarias no sólo de la Argentina, sino de todo el mundo, que adquiere en Puerto Rico la “ñeta” una especie de “sindicato” de presos creado –en 1973- para dictar leyes de convivencia entre los detenidos protegiendo a los más débiles, según lo proclaman los propios presidiarios –ver esta información en nuestro archivo-.

La “ñeta”, todo un hallazgo entre los sistemas carcelarios vigentes por el funcionamiento de sus particulares códigos intrapenitenciarios, no es reconocida por las autoridades carcelarias ni políticas puertorriqueñas y sobre su verdadero alcance y funcionamiento, todo lo dicen informaciones aparecidas en los medios de ese país “El Expreso” y “Primera Hora” y la agencia internacional de noticias Associated Press desde el pasado 21 de agosto, que a continuación se reproducen.

La Asociación Pro Derechos del Confinado (Ñeta) inició una manifestación que catalogaron como ´pacífica´ para reclamar al Departamento de Corrección –supuestas- promesas de mejoras” a las condiciones de detención en los penales de Puerto Rico. La medida fue confirmada a la prensa por el secretario de Corrección y Rehabilitación, Miguel Pereira.

Por la protesta las visitas están suspendidas hasta nuevo aviso y los presos se niegan a recibir los alimentos y servicios médicos proporcionados por el sistema carcelario.

Las cárceles afectadas son la de Bayamón 1072; Bayamón 292; El Zarzal, campamento correccional El Zarzal; correccional San Juan; Guayama 100; Ponce Principal; Ponce Mínima; Adultos 1000 Ponce; Jóvenes Adultos 500; Ponce y Ponce Máxima.

Los voceros de “ñeta” dijeron a la prensa que “el paro” obedece, entre otras cosas, al recorte del listado de artículos que pueden ser comprados en las cantinas de la cárcel. "Entendemos que el próximo paso será ordenar a la custodia que entren a realizar registros, cuando en realidad entrarán para destruir los pocos alimentos y cigarrillos que tengamos", dice el comunicado.

El comunicado de los presidiarios añadió que además con el cierre de los campamentos penales de régimen semiabierto de Guavate, Juana Díaz y Naguabo ahora sólo cuentan con el de Zarzal en Río Grande con igual régimen.

"Definitivamente esto es una sanción adicional para 3 mil confinados, que podrían ser más, si se cuentan los que tienen custodia mínima y no pueden salir de cárceles de mediana seguridad porque no existe un lugar donde ubicarlos. Por todo esto decidimos el primer paro pacífico que comenzó el 18 de mayo pasado y se extendió por 29 días” concluyeron los detenidos.

Pero, lejos de conmoverse, el secretario Pereira respondió a “ñeta” con medidas extraordinarias para prevenir que “el paro” escale a amotinamientos, mientras rechazó pedidos de la organización que comprometan la seguridad de las instituciones.

Según aseguró oficialmente a la prensa el Departamento de Corrección "no va a tener ninguna conversación que tenga como objetivo cambiar las reglas de seguridad; otras quejas sí se pueden atender" indicó el funcionario, que no obstante admitió que la situación en los penales podría agravarse en cualquier momento.

"Un clima que hoy es pacífico puede cambiar en los próximos diez minutos, pero esto no es algo que estamos buscando. De ninguna manera queremos una confrontación", afirmó Pereira.

Con este trasfondo de conflicto las autoridades carcelarias frustraron un intento de fuga en la cárcel de Guayama donde medio centenar de presos habían logrado acceder al conducto de un acondicionador de aire” para intentar salir al exterior del penal, informaron los medios periodísticos.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home