martes, agosto 29, 2006

Sindicato de guardias alerta que reforma penal aumentará hacinamiento en cárceles españolas


España registra la más alta tasa de encarcelamiento de Europa, con un porcentaje de hacinamiento del 180 por ciento, y el proyecto de reforma del Código Penal podría agravar la situación, por lo que los sindicatos de guardias de prisión de la península salieron públicamente a advertir que las cárceles se convertirían en una “bomba de relojería” si la actual situación de sobrepoblación penal se agudiza.

El titular de la Agrupación de Cuerpos de la Administración e Instituciones Penitenciarias (ACAIP), José Ramón López Santamaría, alertó que la anunciada reforma del Código Penal agravaría la situación de hacinamiento si el cambio de legislación autoriza a los jueces a que los inmigrantes ilegales cumplan condena en España.

Actualmente son expulsados entre 1.600 y 1.800 inmigrantes irregulares cada año y la reforma dejaría en manos del juez que el extranjero en situación irregular pueda cumplir su pena en España. Según Santamaría, la insistente presión ciudadana de dar batalla a la inseguridad ciudadana “puede hacer los jueces ordenen el cumplimiento de la condena en las cárceles españolas” y alertó que "esto incrementará las cifras de presos y de gasto público".

Según los registros sindicales si el ritmo de crecimiento se mantiene se podría alcanzar rápidamente un guarismo de 700.000 presos "una cifra disparatada para la población de este país" consideró Santamaría.

Hoy España tiene encarcelados a 144 de cada 100.000 habitantes, el índice más alto de Europa, de acuerdo a la extensa nota publicada este mes por el Boletín de Novedades del Colegio de Abogados de Pamplona, sobre la compleja problemática penitenciaria de la península ibérica.

Precisó luego que según cifras de agosto hay casi 64.000 internos alojados en las 31.600 plazas existentes en las cárceles españolas, lo que supone un porcentaje de hacinamiento cercano al 180 por ciento. "Esto no había ocurrido nunca y está provocando una quiebra del sistema penitenciario", sostuvo el titular del sindicato de guardias de prisión.

Añadió una más que pesimista proyección de la situación carcelaria ibérica: “dentro de muy poco tiempo España se encontrará al límite del sistema porque "ya existe un número importante de centros penitenciarios modernos donde no puede haber más de 2 internos por celda".

En estos centros no se puede tener más población reclusa de la que hay, que ya supera los 1800/.900 internos, una cifra que para un único centro penitenciario supone "un peligro potencial" argumentó.

Inmigrantes son 1/3 de la población penal
De acuerdo a los registros difundidos por el jefe sindical los inmigrantes, en una cifra que se incrementa exponencialmente desde hace 5 años, representan la tercera parte de la población penal, es decir unos 19 mil internos extranjeros.

La explicación de Santamaría para explicar el fenómeno es, entre otras cosas, que con las leyes vigentes a muchos inmigrantes sin papeles y sin arraigo en España se los detiene por la presunta comisión de un delito e ingresan a prisión sin posibilidad de acceder a la libertad provisional hasta el juicio, como ocurre con los nativos.

Información completa clik aquí

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home