miércoles, marzo 01, 2006

Un vistazo a las cárceles de Europa


En su amplia investigación publicada en diciembre titulada “Crisis tras las rejas en Latinoamérica”, el sitio web BBC Mundo –versión en español- incluyó una entrevista a Jim Haynes, investigador del prestigioso Centro Internacional para Estudios Penitenciarios de Gran Bretaña, donde se cotejan las realidades carcelarias de Latinoamérica y Europa

La entrevista a Haynes, “monitor del sistema carcelario inglés” precisa BBC Mundo, se tituló “Un vistazo a Europa” y entre otras diferencias el especialista destaca los menores índices de sobrepoblación y el bajo porcentaje de detenidos procesados europeos en relación a la totalidad de la población penal, que es el denominador común en Latinoamérica.

El estudioso inglés se mostró reconfortado al comentar que en “varios países se están abriendo las cárceles para ser inspeccionadas” de acuerdo a lo recomendado especialmente por la Organización de Naciones Unidas y citó a la Argentina y el Reino Unido como "dos de los primeros países que dentro de ese marco impulsaron la apertura" de los establecimientos.

Haynes sostiene que en Inglaterra la prisión “no contribuye a bajar la reincidencia” que sitúa en 70% y sorprende al afirmar que “en condiciones físicas el sistema –carcelario- inglés tal vez es mejor, pero en cuanto a la actitud humana tal vez no” dice, en referencia a la flexibilidad de los regímenes penales de América latina.

También alerta sobre las condiciones laborales de los guardias carcelarios al sostener que se propician los brotes de corrupción “si el personal recibe un sueldo muy bajo y vive dentro de la misma comunidad que la familia de los criminales; es casi inevitable” sentencia Haynes, que reconoce que al trabajador de la cárcel “hay que aumentarle el salario, darle más estatus a la ocupación y reconocer que desempeña un servicio social muy importante”.

A continuación el condensado de la entrevista al especialista londinense, cuyo desarrollo completo puede leerse en news.bbc.co.uk/hi/spanish.

La entrevista
¿Cómo se compara América Latina con Europa en cuanto a la situación carcelaria?

En cuanto a la detención preventiva, por ejemplo, la tasa es mucho mayor en América Latina que en Europa. En algunos países latinoamericanos hasta el 70% de los reclusos no tiene sentencia, mientras que en Europa sólo en Francia e Italia se supera el 30%. En Inglaterra, por ejemplo, es de 20%.

Aunque en muchos países de Europa también existe sobrepoblación, en Europa occidental no se llega a las tasas que se dan en las grandes capitales de América Latina, que a veces superan el 200%.

En Inglaterra la condena penitenciaria no contribuye a bajar la reincidencia. El 70% de los presos reincide y eso se debe a que en realidad los problemas criminales son problemas sociales. Si una persona antes de ir a la cárcel no tenía ni hogar ni empleo, y sale sin hogar ni empleo, ¿qué va a hacer? Los programas de rehabilitación y de reinserción sólo son útiles si van acompañados de programas sociales añadió Haynes.

En Inglaterra los ayuntamientos, los gobiernos regionales, ya están participando en el programa de reducir el nivel de delincuencia, garantizando que los reclusos tengan un hogar cuando salgan de la cárcel.

En América Latina la falta de recursos, de edificios y también de personal especializado, impide la posibilidad de desarrollar programas de reinserción porque no se puede mantener un contacto humano con los reclusos.

Condiciones de vida
En condiciones físicas el sistema inglés tal vez es mejor, pero en cuanto a la actitud humana tal vez no. En Inglaterra hay un problema y es que existe reducción en las visitas familiares. En América Latina existe un nivel de visita mucho más alto, se tiene más contacto, la visita es más larga y también existe el derecho a la visita conyugal que no existe en Inglaterra. Así es que en condiciones físicas el sistema inglés tal vez es mejor, pero en cuanto a la actitud humana tal vez no.

En cambio los niveles de violencia que se dan en América Latina son mucho más altos y eso tal vez es por falta de personal, falta de recursos.

En Inglaterra tenemos el problema de la entrada de drogas y de teléfonos celulares, a través de los cuales pueden llamar sin que nadie escuche su conversación. En América Latina el problema es la entrada de dinero, de drogas y de armas.

Es un problema que surge también del tratamiento del personal y de sus condiciones de servicio. Hay una corrupción casi ambiental, podría decirse. Si el personal recibe un sueldo muy bajo y vive dentro de la misma comunidad que la familia de los criminales, hay una corrupción casi inevitable.

Por un lado, a través de amenazas, porque les dicen: "queremos que usted entre esto a la cárcel, sabemos dónde vive, sabemos quién es su familia y a qué escuela van sus hijos". Esta es una forma de corrupción casi imposible de evitar.

Varios países en la región ya están enfrentando ese problema. Nosotros hemos trabajado en Chile, Brasil, comenzamos a trabajar en Uruguay y Argentina, donde están formando y capacitando más al personal.

Pero también hay que aumentarles los salarios, darle más estatus a la ocupación, reconocer que este es un servicio social muy importante.

En varios países se están abriendo las cárceles para ser inspeccionadas, según lo establece el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, de Naciones Unidas. Argentina y el Reino Unido fueron dos de los primeros países que lo ratificaron. México también lo hizo, más recientemente.

Esta es una indicación de que existe voluntad política en muchos países de permitir una apertura del sistema, de que se inspeccione el sistema carcelario” concluyó el especialista.-


Información completa clik aquí

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home