viernes, febrero 10, 2006

Cárceles privadas en Chile: el Estado sólo controla y brinda la seguridad

Chile avanza en un ambicioso programa de construcción de diez unidades carcelarias concesionadas a operadores privados, que habilitarán 16.335 plazas de las cuales el 48,6% estarán destinadas a régimen de máxima seguridad según el proyecto oficial.

El programa, que duplicará la infraestructura penitenciaria trasandina existente, prevé una inversión privada de 280 millones de dólares para la edificación de 370 mil cuadrados y el presidente saliente, Ricardo Lagos, ya inauguró el primero de los establecimiento en Rancagua.

La particularidad del vasto programa de construcciones se destaca al proponer un quiebre con la política carcelaria de Latinoamérica: el constructor y operador del establecimiento no sólo será privado, sino que además tendrá a cargo la alimentación, salud, higiene y el tratamiento de readaptación social de los internos, mientras Gendarmería de Chile –institución penitenciaria del vecino país- se concentrará en las funciones de vigilancia, seguridad y administración del penal. "Gendarmería mantiene las funciones de custodia y vigilancia" precisó el ministro de Justicia trasandino, Luis Bates.

Según explica la información oficial chilena el tratamiento de readaptación social que el Estado contrata a los operadores privados de las cárceles incluye educación, asistencia social y psicológica, atención a lactantes de hijos de internas, tratamientos contra alcoholismo y drogadicción, capacitación laboral, acceso a trabajo, deporte, recreación, arte y cultura. Sus resultados serán controlados por el Estado que, de acuerdo a las cláusulas de la concesión, pagará un canon preestablecido por el servicio carcelario.

La modalidad de las cárceles privadas, cuya sola mención dispara opiniones y polémicas en los ámbitos que tienen que ver con las prisiones y las penas, irrumpe en la región por primera vez con estas construcciones como alternativa no sólo del control de la ejecución de la pena privativa de libertad estatal, sino de una pauta de penitenciarismo tradicional fuertemente enraizada con lo institucional en esta región del mundo. El sistema de cárceles privadas integra hoy una elite que sólo funciona en Francia, Inglaterra y Estados Unidos, entre otros países avanzados.

La ya activada cárcel de Rancagua, junto a las de Alto Hospicio y La Serena –a inaugurarse “próximamente” según la agenda oficial- integran el Grupo 1 del “Programa de Concesiones de Infraestructura Penitenciaria” y fueron adjudicadas al consorcio BAS (Besalco, Torno, Sodexho).

Las unidades concesionadas por 20 años, incluida la de Rancagua con régimen de máxima seguridad, cuentan para la gestión del predio penal segmentación en módulos de hasta 80 internos clasificados de acuerdo al grado de “compromiso delictual y cantidad”. Contemplan dormitorios individuales, talleres, comedores y patios incorporados para “evitar el contagio criminógeno entre los distintos grupos, permitiendo además la realización de los programas de reinserción social específicos para cada segmento” se explicó oficialmente.

El diseño del proyecto encarrila el tránsito de la población penal y la visita por circulación separada, para concentrar los contactos en los recintos habilitados. El único contacto se produce en los lugares de encuentro. El tránsito es de sentido unidireccional para prevenir retornos no autorizados en intentos de fuga.

La seguridad externa se basa en el sistema concéntrico de anillos de seguridad –muro y/o alambradas- y áreas de exclusión vigiladas, para permitir “reaccionar adecuada y gradualmente frente a cualquier eventualidad” dice el proyecto. Los obstáculos físicos son complementados con observación por televisión por circuito cerrado con interfaz digital y detección por sensores cuyas características no fueron informadas.

La televisión por circuito cerrado con interfaz digital también es una herramienta de la seguridad interna a lo que se suman el control centralizado de puertas para el control remoto de las vías de circulación; sistemas de interferencia de comunicaciones inalámbricas no autorizadas dentro y alrededor del predio penal.

Se agregan sistemas de detección por rayos X de alta resolución para el ingreso de bultos; sistemas altamente sensibles de detección de metales con tecnología Silla BOS y de drogas y explosivos de última generación -por aspiración de partículas- que, “mediante el uso de portales, permiten su uso en grupos de personas dando mayor seguridad en menor tiempo, con lo que se optimiza la revisión y el ingreso de visitas” precisan los documentos oficiales de construcción de los penales.

Inauguración
El presidente Lagos, inauguró en Rancagua la primera de las diez nuevas cárceles concesionadas junto al subsecretario de Justicia, Jaime Arellano y el Director Nacional de Gendarmería, Juan Carlo Pérez Contreras, entre otras autoridades. Sobre el programa de construcciones el ministro de Justicia, Luis Bates, dijo que “marca un antes y un después en el sistema carcelario, que pasará a ser más eficiente, otorgando garantías de seguridad a la ciudadanía y concentrando sus esfuerzos en la rehabilitación. La inversión que hace el país es histórica e implica dar vida a un nuevo modelo penitenciario, que es visto por los países de la región como un modelo exportable. Gendarmería, en tanto, mantiene las labores de custodia y vigilancia” puntualizó Bates.

Por su parte el ministro de Obras Públicas, Jaime Estévez, señaló que “con este hito Chile se convierte en pionero en Latinoamérica en desarrollar infraestructura penitenciaria mediante concesiones. Los nuevos establecimientos permitirán una imagen carcelaria menos agresiva y más amable con la más alta tecnología de seguridad en términos de diseño, materialidad y equipamiento, de modo de asegurar las condiciones óptimas para la operación del establecimiento y el resguardo de la seguridad ciudadana”, explicó.

Además de las mencionadas el “Programa de Concesiones de Infraestructura Penitenciaria” está compuesto por la erección de las unidades penales de Concepción; Antofagasta; Santiago I y II; Valdivia; Puerto Montt y VII Región.-

1 Comments:

At 10:36 p. m., Anonymous Anónimo said...

mil gracias por tu pag esta buenisima
el estudio de las caceles privadas esta genial y muy util, sigue asi!!!


Domingo F.

Stgo, Chile.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home