miércoles, enero 28, 2009

Cárceles cachondas en España: autorizaron striptease frente a 300 presos

Según la reconocida agencia española de noticias EFE, el sindicato de prisiones Acaip denunció que en la cárcel de Picassent, en Valencia, se permitió el 2 de enero último un espectáculo de “striptease” femenino frente a unos 300 presos varones

La denuncia del sindicato, difundida en su página web, asegura que una bailarina se desnudó totalmente, se embadurnó el cuerpo con leche condensada, se acercó a los internos para que pudieran frotarse con ella, tocó los genitales a un grupo de reclusos e, incluso, llegó a introducir un vibrador en la boca de, al menos, uno de ellos.

El sindicato de guardias de prisión, el más importante en su género de España, ha pedido explicaciones al director del centro de detención por la realización de la, para una cárcel, inédita e insólita puesta en escena.

La directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, también solicitó un informe al jefe máximo de Picassent, Ramón Cánovas, donde le reclama que justifique la organización del espectáculo, explique si conocía de su realización y averigüe si alguno de los presentes se sintió ofendido, confirmaron fuentes de esa dirección general.

El sindicato Acaip, afirmó que la actuación se convirtió en '”un espectáculo porno” y lo calificó de "escandaloso”. Los guardias añadieron que en los módulos 8 y 10, cuyos alojados fueron algunos de los que presenciaron el striptease, hay internos condenados por delitos contra la libertad sexual y por violencia de género.

Los guardias aseguraron además que el espectáculo fue presenciado por una de las subdirectoras de tratamiento del centro, quien “en ningún momento ordenó la suspensión del mismo”, mientras que sí lo hicieron varias funcionarias que “se sintieron degradadas y hasta llegaron a temer por su integridad”.

Según voces de Instituciones Penitenciarias, el espectáculo se desarrolló en el mismísimo salón de actos de la prisión valenciana, donde actuaron cuatro cantantes, tras los cuales salió al escenario una chica que realizó el espectáculo erótico.

La bailarina "se desnudó totalmente, se roció el cuerpo con leche condensada, se acercó a los internos con que se frotó, tocó los genitales a un grupo de reclusos e, incluso, llegó a introducir un vibrador en la boca de, al menos, uno de ellos", aseguró la página de Acaip.

No obstante la carga erótica del acto y el muy especial auditorio al que estuvo dirigido, las voces oficiales aseguraron que durante el striptease no se produjo ningún incidente y el comportamiento de los reclusos fue “normal”.

A pesar que los espectáculos eróticos no están expresamente prohibidos en el reglamento interno de las prisiones, a la titular de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, “no le parecen apropiados” para ser representados en un establecimiento carcelario y reclamó “más precaución'” a sus autoridades al programar actividades para los internos.

Representantes de Acaip se reunieron con el director de Picassent, Cánovas, quien según la denuncia reconoció que autorizó la realización del espectáculo erótico, por lo que dijo asumir “toda la responsabilidad de lo que ocurrió” explicaron los portavoces de los guardias.

Sin embargo, el sindicato considera que una vez autorizado el striptease, la responsabilidad es “única y exclusivamente de la subdirectora de tratamiento presente” por ser la máxima autoridad carcelaria al momento de realizarse el espectáculo.

Foto: frente de la cárcel española de Picassent, escenario del escándalo erótico.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home